lunes, 6 de febrero de 2012

Zafón vuelve a la magia de La Sombra del Viento

Juan Diego Mora (Juandi_mora)

Como en toda buena saga, el lector está pendiente de la salida de una nueva entrega que alivie su curiosidad de saber más de los personajes o que consiga responder a varias preguntas que la última hoja del anterior libro dejó abierta. ¿Qué fue de Juan Carax?, ¿cómo le irán las cosas al pequeño Daniel? ¿Ha ocurrido algo en el Cementerio de los libros olvidados en nuestra ausencia? 

El prisionero del cielo
Autor: Carlos Ruiz Zafón
Editorial: Planeta
2011
Muchas eran las preguntas que tenían los lectores que Carlos Ruiz Zafón conquistó con ‘La sombra del viento’ antes de abrir la tercera parte de la tetralógía, ‘El prisionero del cielo’. Preguntas que son respondidas con aclaraciones vagas, respuestas y con más cuestiones a responder. Zafón sin duda bebe de Alejandro Dumas. No esconde que la mejor forma de vender ejemplares es dejando al lector con la miel en los labios. Con ganas de saber más, de conocer los porqués, de averiguar por sí mismos la trampa del autor. Si esa es su intención, sin duda lo consigue. 

Tras la oscuridad de ‘El juego del ángel’, Ruiz Zafón vuelve a la Barcelona luminosa que le ha dado la fama para contarnos la edad adulta de Daniel Sempere y las aventuras y desventuras de su peculiar amigo Romero de Torres. El autor se refugía en las gracias laicas del cómico dicharachero y en el sentido de la responsabilidad y del bien del un niño hecho hombre. Y será el ateo amigo de Daniel el que cobre protagonismo en la trama para pasar de ser el personaje que da la pincelada de humor a convertirse en parte importante de un difícil entramado de conspiraciones, cadena de favores y traiciones.

En el primer tercio de la novela, el autor consigue meterse en el bolsillo a sus leales lectores con la exitosa fórmula de ‘La sombra del viento’ Una vez le tiene atrapado con la nostalgia de recordar la primera novela de la saga comienzan las preguntas, seguidas de más preguntas. ¿Por qué Romero de Torres se llama así? ¿Cuál es su verdadero nombre?, ¿Por qué llegó un buen día a la librería de los Sempere? Cuestiones que no van más allá de la curiosidad del lector, pero que se convierten en respuestas duras y con un pasado por esclarecer. Historias conocidas por quién ha leído las dos novelas anteriores, pero que hacen muy difícil el seguimiento para el recién llegado. 

 En la segunda parte de la novela iremos a la cárcel de Monjuic para conocer muchos porqués, entre ellos el origen de ‘El juego del ángel’. El autor se encuentra con Dumas de nuevo en una fuga, una venganza y un tesoro. ¿les suena? Sí, ‘El conde de Montecristo’. Con la guerra civil como telón fondo, Romero de Torres contará su verdadero pasado que puede afectar a su futuro y al de Daniel. Enemigos comunes, historias entrelazadas y alguna que otra respuesta deja al lector listo para el ‘arreón’ final. 

Con una narrativa simple, plagada de diálogos y con giros imprevistos, el autor consigue atrapar al lector para que lea de forma voraz y cuente tristemente las páginas que quedan para acabar una historia de la que quiere saber más. Un libro inteligentemente escrito que demuestra la facilidad del autor para narrar historias imaginativas sin perder nunca la atención del lector. Un libro destinado a entretener, con un ritmo alto plagado de descripciones de la Barcelona de los 50. Un libro que no le cambiará la vida, pero que le obligará a leerlo de principio al fin. No es de extrañar que siguiendo la estela del folletín, Ruiz Zafón concluya en 400 páginas una novela que bien podría haber tenido el doble. Deja con ganas de más al lector. El desenlace convierte al libro en un puente para el cierre apoteósico que el lector espera. El último libro que desvele el porqué Daniel Sempere se ha convertido en uno de los personajes más querido de las últimas décadas y el dónde, cuándo y por qué se creó el Cementerio de los Libros Olvidados.

 La espera sigue, y Carlos Ruiz Zafón lo sabe.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...