martes, 26 de junio de 2012

El arte de narrar sentimientos y emociones (Reseña de 'La herencia de Eszter' .- Sándor Márai)

Luis Royo Antín (@luisroyoantin)

Sándor Márai (1900-1989) fue uno de esos célebres escritores europeos que vivieron en primera persona la Europa de las dos guerras mundiales, las invasiones militares, la decadencia de la burguesía arraigada en el corazón del continente, la censura patrocinada por los regímenes totalitarios que ocuparon países como Hungría -el natal de Márai- y los exilios de intelectuales en busca de libertad con ánimo de continuar enriqueciendo su obra creativa sin cortapisas. Pese al éxito que su escritura cosechó tras la Primera Guerra Mundial, el autor ha permanecido injustamente olvidado en España hasta hace pocos años, cuando recientes traducciones lo encumbraron a la posición que se merece: junto a otros grandes de la literatura europea como Stefan Zweig

'La herencia de Eszter'
Autor: Sandor Márai
Editorial: Salamandra
Una de las obras que contribuyó a su redescubrimiento y popularidad en nuestro país, ya casi a comienzos del siglo XXI, fue 'La herencia de Eszter'. Escrita en 1939, la novela narra la historia de una solterona que, tras varios años agotando una vida solitaria en una vieja casa de campo con la casi exclusiva compañía de una anciana, recibe la inesperada visita en su casa de Lajos, un viejo amigo de la familia. Lejos de caracterizarse por ser un hombre dado a pasar desapercibido, Lajos -de personalidad muy enérgica y con un humor muy peculiar- se apropió de buena parte de los bienes materiales de la familia de Eszter, acumulando además engaños y deudas pendientes con buena parte de ellos. Por si fuera poco, al margen de este carácter propio de un vividor, años atrás Eszter y Lajos sentían amor mutuo, con sus diferencias en la forma de entenderlo. Quizá por causas del destino, el sentimiento no fraguó. Lajos optó por contraer matrimonio con la hermana de Eszter sin que ésta lo frenase tal vez por temor a emprender una relación con un hombre de carácter controvertido. 

Gracias al minucioso estilo narrativo de Márai, el rencuentro entre Eszter y Lajos pone al lector directamente en la piel de los personajes, haciéndole padecer los mismos dilemas que sufren los protagonistas de la ficción y, por tanto, remitiéndole a sentimientos y situaciones que con probabilidad alta haya vivido en la realidad, pues el libro -a pesar de estar ambientado y escrito hace más de setenta años- habla de relaciones humanas que se pierden y vuelven. Entrar en su lectura implica interiorizar los sentimientos contradictorios que experimenta la pareja tras veinte años sin verse; en un momento en el que el tiempo ha hecho mella en ambos, en el que sus vidas anteriores arrastran el dilema de haber podido resultar perdidas, en el que hay muchas preguntas por responder, en el que las dudas de haber tomado una decisión u otra y los nervios están presentes, en el que hay cabida para decir lo que los personajes no se atrevieron a decirse años atrás, o incluso para las segundas oportunidades.

'La herencia de Ezster' es, por encima de muchas otras cosas, un cúmulo de estados de ánimo que conmueven al lector a través de los intensos diálogos de sus personajes. Tan apenas cuenta con acción, intriga o situaciones proclives a la carcajada limpia. Tampoco pretende dar lecciones a nadie sobre moralidad u otros particulares. Pero, si en una montaña rusa el vértigo y la velocidad se apodera los pasajeros, los lectores de Sándor Márai serán invadidos por emociones y sentimientos. Unos terrenos cuya dificultad a la hora de ser llevados a la literatura no impidieron que el húngaro los cultivase logrando algo extremadamente complicado: la implicación del lector desde la primera hasta la última página de la novela.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...