lunes, 4 de junio de 2012

El humor, protagonista del primer fin de semana (Feria del Libro de Zaragoza)

Juan Diego Mora (@Juandi_mora)

En tiempos de crisis buena es una sonrisa. Y si puede ser continuada, como quién pasa las páginas de un libro, mucho mejor. Eso es lo que busca el lector en la Feria del Libro de Zaragoza. Humor.

Por eso los libros más comprados durante el primer fin de semana son historias divertidas y desenfadas que permitan al lector evadirse durante unas horas. 'El enredo de la bolsa y la vida' de Eduardo Mendoza es uno de los más demandados. Y es que el escritor catalán sigue cosechando carcajadas y ventas con la cuarta novela de la tetralogía que comenzara con 'El misterio de la cripta embrujada'

El humor ha sido lo más vendido hasta el momento en la feria. G.CALAHORRA (Heraldo.es)

Y desde ese punto de vista cotidiano y cercano que busca el lector mientras viaja a otra realidad manteniendo los pies en la tierra, 'Una familia normal' de Santiago Gascón está siendo la sorpresa de la feria. Los libreros apostaban por él y el boca a boca ha surgido su efecto. “Es nuestro best-seller en esta feria”, explica Eva Cosculluela de la librería Portadores de Sueños

'Por qué el mundo funciona perfectamente sin mi' de Joost Vandecasteele (Tropo Editores), 'Por qué me comí a mi padre' de Roy Lewis (Editorial Contraseña) y 'El abuelo que saltó por la ventana y se largó' de Jonas Jonasson se añaden a la lista de libros más vendidos con historia hilarantes. 

En el segundo escalón del podio literario se encuentran los best-seller aragoneses. “Luz Gabás y Fernando Lalana se están vendiendo mucho y muy bien”, dice Pablo Muñio de Librería París. Y es que la historia colonial de Gabás y la literatura infantil y juvenil del escritor zaragozano son apuestas seguras para la feria en mucha de las casetas. Además de los autores aragoneses, Antonio Garrido, ganador del Premio Internacional de Novela Histórica de Zaragoza con 'El lector de Cadáveres' conquisto al público en su firma de libros en la caseta de Librería París

Pequeños, pero leales 
“Cuando los niños se empeñan es difícil que los padres no compren”, contesta riendo Cosculluela. La literatura infantil y juvenil es otra de las ganadoras. Las librerías apuestan cada vez más por los libros ilustrados “que entran por los ojos de los niños, pero también son ediciones de calidad”. Los lectores más pequeños son fieles a las sagas que leen y eso siempre es una apuesta segura para las librerías. El poemario ilustrado Carmen Gil en su 'El libro de las princesas' es un claro ejemplo. 

 El humor, los best-sellers aragoneses y los libros ilustrados para los más pequeños son los grandes ganadores en el primer fin de semana de feria. Quedan aun siete días para descubrir si el humor además de necesario, sigue vendiendo y si los lectores 'tiran para su tierra' y se llevan para casa novelas aragonesas.

1 comentario:

  1. Estoy muy feliz por Antonio, su novela es estupenda. En cuanto a Por qué me comí a mi padre es una lección magistral y una novela divertidisima.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...