jueves, 5 de julio de 2012

Lo inverosímil puede matar (Reseña de 'Dime quién soy' .- Julia Navarro)

Rocío Núñez (@potablava13)

Los periodistas nos pasamos cuatro años en la Facultad rodeados de gente que desde que entramos a las aulas el primer día ya nos ponen sobre aviso: os habéis equivocado de carrera. La otra cara de la moneda son los amigos y familiares a los que se les dibuja una sonrisa al imaginarte presentando las noticias de las nueve y casándote con un príncipe azul –cuidado, que puede salir rana e incluso elefante-. Pero lo cierto es que la mayoría de los periodistas malviven. Por ello, si tienes un sueldo mísero, no hay nada que te pueda alegrar más que una oferta casi astronómica por investigar la vida de tu bisabuela. Ni príncipes azules ni loterías. Así es como Guillermo, el personaje que se encarga de narrarnos la historia de ‘Dime quién soy’, la última novela de Julia Navarro, se aventura a descubrir quién es la misteriosa Amelia Garayoa

'Dime quién soy'
Autora: Julia Navarro
Editorial: Plaza & Janés
La investigación histórica llevada a cabo por la autora es muy interesante; retrata bien la sociedad de la España republicana, de la guerra y de la post-guerra. Lo mismo pasa con la Alemania nazi y la Unión Soviética. La prosa es sencilla –en ocasiones demasiado- y el hilo conductor es potente. El problema es que la vida de la protagonista pierde verosimilitud conforme vamos pasando las páginas. Navarro nos la presenta como una superviviente capaz de hacer cualquier cosa por colaborar a construir un mundo mejor y por proteger a los suyos. Por ello, el sufrimiento la persigue en casi todos los capítulos y la protagonista acaba perdiendo credibilidad en algunos de los pasajes del libro. Sí, es cierto que los espías siempre han existido, y más en tiempos de guerra, pero la escritora despoja a la intrépida Amelia Garayoa de toda naturalidad para convertirla así en un personaje de ciencia ficción. 

Sorprende, a su vez, la crítica sin tapujos por parte de la autora y también periodista hacia la falta de independencia periodística. El narrador y protagonista junto a Amelia, Guillermo, trabaja como crítico literario en un periódico digital en donde, como decíamos al principio, le pagan una miseria. Antepone sus principios y es consciente de que no consigue un puesto mejor porque, pese a ser de izquierdas, critica a los dos bandos, y eso no gusta. Según él, tienes que posicionarte y ser de los unos o de los otros si no quieres acabar siendo de ninguno, lo que te llevará a la cola del INEM. 

Uno de los puntos fuertes de la novela, junto a la investigación histórica y al drama personal de la protagonista, es el final. Las últimas páginas nos revelan el significado real del título de este libro consiguiendo sorprender y emocionar al lector dejándole con un sabor agridulce. Sin embargo, al editor habría que darle un buen tirón de orejas. Las diferentes faltas ortográficas que aparecen a lo largo de la novela -bueno, realmente son erratas provocadas por escribir rápido a ordenador, como poner letras de más en una palabra o escribir el mismo vocablo dos veces seguidas- en una primera edición podrían perdonarse; en una segunda -es la que ha caído en mis manos-, son imperdonables. 

En definitiva, ‘Dime quién soy’ es un libro puramente veraniego por ser entretenido para pasar el rato, desconectar y poder aprender algo de Historia de paso, pero sobre todo, por la ligereza de su prosa y su poca profundidad literaria. Lo rocambolesco es el verdadero asesino de las historias cuando se juega con la verosimilitud.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...