miércoles, 12 de septiembre de 2012

El momento de la verdad para Kristin Cashore (Preview de Bitterblue, tercer libro de la saga de los Siete Reinos, de Kristin Cashore)


Javier Allué (@javiallulli)

Tras la aparición fulgurante de Graceling y la confirmación de Fuego, Kristin Cashore presenta estos días en Madrid su tercera novela, ésa que tiene que servirle para confirmar su  progresión como escritora. 

'Bitterblue'
Kristin Cashore
Editorial: Roca Editorial
Kristin Cashore, joven escritora de Boston, sorprendió a los lectores del género con la publicación de su primera novela, Graceling, hace ya 4 años. Una historia de planteamiento bastante rompedor, que a primera vista llama desde la estantería de una librería, enterrada entre los tópicos de los que, endémicamente, se ve aquejado este género. No es un soplo de aire fresco, pero si la promesa, la esperanza de una nueva alternativa a los arquetipos, que podía llegar, con los años, a proponer historias distintas. 

Sus dos primeras novelas, desgraciadamente, no escapan a la pauta marcada tantas veces por ese guión prestablecido: una mujer rebelde e independiente que, dotada de algún tipo de don (en esta ocasión, tenemos las ideas de las gracias y los monstruos), desafía al poder establecido y a la injusticia a la par que vive una entrañable historia de amor. Las dos lecturas casi pueden encasillarse en mero entretenimiento que, eso sí, podría escalar hacia cotas más altas cuando Cashore sea capaz aprovechar todo su potencial en cuanto a imaginación, planteamiento y desarrollo de la historia. Las gracias (dones especiales de personas con ojos de distinto color) y los monstruos (seres de vivos colores capaces de afectar a la percepción y los instintos del resto) son ideas interesantes, con muchas posibilidades de explotación por delante, pero que deben ser tratadas sin caer en el recurso fácil. 

Del mismo modo, el mundo que se ha creado al respecto, los Siete Reinos, piden ser desarrollados para no dar esa imagen de territorio plano, acotado, estrecho. La prosa cuidada y su capacidad para crear historias son notables, aunque en ciertas ocasiones hacen frenar el ritmo de la novela hasta límites peligrosos. En definitiva, Kristin es una escritora con futuro, con una imaginación desbordante en bruto y un estilo cuidado y limpio que aún puede pulirse un poco más. Sus grandes debes, la lentitud en el desarrollo de las historias y el previsible carácter de los personajes, lo que hace que la historia pierda esa chispa de originalidad que atrae al principio.

Ahora lanza su tercera novela, donde nos contará la historia de Bitterblue (la Gramilla de Graceling) [Roca Editorial], con muchos guiños a su primera novela y, de nuevo, el guión de una joven rebelde y no acorde con su puesto de Reina de Monmar. Acompañada de dos ladrones, uno de ellos graceling, Gramilla tendrá que encontrar su propia identidad y librarse del yugo y el recuerdo de su padre, el eterno villano de la autora. 

Esta publicación será un examen. Ejercerá de juez tanto o más que los propios lectores, ventas y editores. El estilo y la evolución han de verse ya reflejadas en la madurez de una escritora que comienza a ser veterana en este mundo. No sirven debuts ni buenas ideas: Cashore ha de confirmar que supera los tópicos de la literatura fantástica más castiza y previsible y entra en el selecto grupo de escritores triunfadores en un género saturado y complicado. Está en sus manos, en sus páginas. Es su hora de la verdad. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...