miércoles, 5 de diciembre de 2012

Francisco Narla es garantía de calidad (Reseña de 'Assur' - Francisco Narla)

Firma invitada: Ana Carracedo (@Ana__Carracedo)

“Una epopeya vikinga en tiempos de la Reconquista”… así es como la propia novela se define a sí misma en la portada.

Esta obra se desarrolla en tres partes bien diferenciadas y, al tiempo, totalmente conectadas entres sí: la infancia de Assur, en su Galicia natal, en esos tiempos terribles de las invasiones vikingas y el impacto que tales hechos tuvieron en su joven vida marcándole para siempre; sus experiencias y aventuras junto con los bárbaros, con los “hombres del norte” que, sin piedad, lo arrancaron del mundo conocido para llevarlo a tierras lejanas y desconocidas y, por último, el largo camino hasta alcanzar su destino…

'Assur'
Francisco Narla
Editorial: Temas de hoy
Pero, ¿qué puedo yo contarles sobre Assur? En realidad esto debería ser algo fácil y sencillo, bastaría con decir que es una magnífica novela, magníficamente escrita y, en mi caso, magníficamente disfrutada como lectora… pero esto podría parecer excesivamente tajante y muy poco demostrativo de lo que es la realidad. 

Miren, como yo lo veo, para poder evaluar una novela y decir que es buena, realmente buena, el crítico o el lector, a veces hasta de manera inconsciente, ha de descubrirla a través de diferentes miradas literarias.

La primera de estas miradas es de tipo argumental: la historia que nos narra ha de ser interesante, llamarnos suavemente y tirar de nosotros para que abramos el libro y nos coloquemos en la primera página. La magia de un buen libro se produce cuando empezamos a leer y nuestra mente nos dice “más, más, sigue leyendo”, cuando vamos avanzando y viajando con las palabras del autor, viviendo las vidas que nos cuenta, viendo todas y cada una de las escenas, reconociendo personajes y lugares… cuando aquello que se desarrolla ante nuestros ojos nos empuja a querer seguir, cuando sentimos el deseo irrefrenable de llegar a la página siguiente porque necesitamos saber lo que va a ocurrir, cuando nos preguntamos qué va a pasar porque no somos capaces de adivinar lo que nos va a descubrir la página siguiente y, cuando por fin traspasamos dicha página, nos damos cuenta de que las cosas van sucediendo justo como tienen que suceder, sorprendiéndonos con desarrollos y pequeños desenlaces absolutamente inesperados pero que, de alguna manera, nos resultan lógicos. Pues bien: así es Assur.

La segunda mirada tiene que ver con lo que yo llamo “realidad”: una novela, cualquier novela, aunque sea de fantasía o de ciencia ficción, ha de ser creíble, mucho más si, como en este caso, se trata de una novela histórica. Un amplio y previo trabajo de preparación, investigación y documentación es algo básico para conseguir dibujar un entorno que nos parezca real y una historia que nos parezca creíble. Poner cada cuestión y cada cosa en su contexto, tanto geográfico como histórico, es un trabajo que exige un gran conocimiento de aquello sobre lo que un autor está escribiendo, el lenguaje utilizado y el ser capaz de llevar al lector al momento y a la realidad concreta que se desarrolla ante sus ojos, son lo que marca la diferencia entre contar simplemente algo y escribir un buen libro. Pues bien: así es Assur.

Y la tercera mirada es la que va, directamente, al aspecto literario de la novela: todos hemos leído, alguna vez, o al menos lo hemos intentado, libros con un llamativo reclamo argumental en la portada o en la contraportada, novelas de autores que pueden presumir de rigor y cualificaciones al respecto del tema que están tratando… pero una cosa es saber mucho de algo y otra, muy diferente, es tener la capacidad de trasmitirlo como se merece y aquí es donde entra esa cualidad del autor que sabe tomar una historia, una buena historia, y convertirla en auténtica literatura. El dominio del lenguaje, de los recursos, de la capacidad para trasmitir caracteres, hechos, imágenes… eso es algo de lo que, quizá, demasiados presumen pero de lo que, en realidad, muchos carecen. La perfección de un buen argumento, un buen desarrollo y una buena continuidad, de un trasfondo creíble, un entorno documentado y un profundo conocimiento de aquello que se está contando, es la capacidad literaria del escritor que es capaz, por la magia de su pluma y de su espíritu, de trasmitirlo todo con palabras que trascienden la propia historia que nos regala. Pues bien: Assur es así.

En una ocasión escuché como alguien dijo que “el hecho de que una editorial como Temas de Hoy, del grupo Planeta, publicase esta novela, era una garantía de éxito”. Pues bien, a esto yo añado que el hecho de que un autor como Francisco Narla escriba una novela “es garantía de calidad”.

assur_9788499981314.jpg
De tierras hispanas surgió el héroe que desafió a los vikingos

1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...