lunes, 15 de abril de 2013

El corazón de las luces (Reseña de 'La guerra del Nilo' de Winston Churchill)

'La Guerra del Nilo' es un libro que Winston Churchill escribió tras su participación en la conquista de Sudán por las tropas anglo-egipcias. Esta guerra tuvo lugar en 1898 y Churchill fue testigo de ella como un joven oficial de 24 años de las tropas británicas. Sudán había sido un territorio históricamente controlado por Egipto hasta que la población local al mando de El Mahdi, un líder religioso que se creía un profeta, se rebeló. 

'La guerra del Nilo'
Autor: Winston Churchill
Editorial: Turner
Si 'La Guerra del Nilo' fuera una novela sería una gran aventura en la que unos buenos muy buenos, los británicos, vencen a unos malos muy malos, los derviches sudaneses. Los buenos habrían sido víctimas de la provocación inicial de los derviches, que asesinaron al enviado británico para mediar, Charles George Gordon, cuando el conflicto comenzó en 1885. 

Los malos vivían bajo una administración totalmente ineficaz. Incluso los medio buenos, los egipcios, también habían administrado a los malos con una administración horrible que explicaba, en parte, que se hubieran rebelado. En cambio, los buenos eran organizados y eficientes y conseguían hacer funcionar todos los territorios que controlaban. 

Además, los buenos llevaban la civilización y el desarrollo a todos los rincones del mundo. El problema es que los malos no se daban cuenta porque eran unos bárbaros y unos fanáticos religiosos. ¡Si incluso eran traficantes de esclavos! 

Si todo esto fuera una novela sería muy buena. Y, además, está contada con un lenguaje lleno de épica por Churchill. El único punto negativo es que si no son unos grandes aficionados a las cuestiones de estrategia o logística militar es un poco tediosa la minuciosidad con la que se detallan las operaciones. 

El problema, como se imaginarán, es que este libro no es una novela. Es el relato de unos hechos históricos de los que el autor fue testigo. Y además es uno de los ejemplos más claros del proceso que se llamó colonización, y del que el Reino Unido fue el mayor exponente. 

La lectura de 'La guerra del Nilo' es muy interesante porque da la visión de una persona que dio un ferviente apoyo al proceso colonizador. Y esto choca frente al consenso actual de que fue algo injusto y trajo muchas consecuencias negativas para los afectados. También es interesante porque la imagen que ha perdurado de Churchill es la del luchador antifascista de la Segunda Guerra Mundial. Y, en cambio, esta persona tuvo una larga vida antes de llegar a aquel punto. Por eso choca oírle hablar de “razas inferiores” o de que “los pobladores humanos del Sudán no estarían en desproporción con la fauna ni serían menos felices”. Curiosa forma de expresarlo. “Los pobladores humanos”. 

Recomendaría leer este libro en contraposición a 'El corazón de las Tinieblas' de Joseph Conrad, compatriota, aunque adoptivo, de Churchill. Donde en Conrad todo es sinsentido y rapiña, en Churchill es llevar la luz de la civilización europea al mundo y altruismo desinteresado. Y en donde en Conrad todo es desorganización e ineficacia aquí es precisión y profesionalidad. El mejor ejemplo es el capítulo de 'El ferrocarril del desierto'. En éste se narra como el ejército británico trae locomotoras desde Gran Bretaña y consigue construir una vía férrea de varios cientos de kilómetros en pleno desierto en un tiempo récord y con una climatología hostil. 

 Vamos, los motivos de la presencia británica en Sudán, un lugar tan alejado, son tan obvios que el autor ni se molesta en explicarlos en ninguna parte del texto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...