jueves, 4 de abril de 2013

El horror (Reseña de 'El corazón de las tinieblas' de Joseph Conrad)

David Sediles (@davizoaf)

David Sediles se incorpora al equipo de Atendiendo a Razones para no dejar indiferente a nadie. Con su mordaz pluma sacará los colores a más de uno. Si no lo le gusta, lo dice, porque tiene un amigo llamado criterio...

'El corazón de las tinieblas' es una novela de Joseph Conrad publicado en 1902. Conrad nació en 1857 como ciudadano polaco bajo el nombre de Józef Teodor Konrad pero tomó la nacionalidad británica en 1886 y desarrolló toda su obra en lengua inglesa. En 1874 viajó a la ciudad de Marsella donde se enroló en la marina mercante. Esta experiencia determinante para Conrad ya que despertó la inclinación por el mar y los viajes. 

'El corazón de las tinieblas'
Autor: Joseph Conrad
Editorial: Alianza Editorial
Dentro de ese estilo de vida en 1889 se embarcó rumbo al entonces llamado Estado Libre del Congo. Esta colonia poseía la peculiaridad de que no pertenecía a ningún país, sino que era propiedad personal de Leopoldo II de Bélgica. Y bajo su administración se cometieron algunas de las mayores atrocidades del colonialismo. Es difícil poder calcular exactamente el número de personas que fueron asesinadas bajo este régimen pero las discrepancias se centran en cuántos millones de personas murieron. Aparte de los castigos físicos que incluían la tortura y la mutilación. 

En la expedición de Conrad por el río Congo en busca de un funcionario enfermo en una estación del interior del país está basado el relato de 'El corazón de las tinieblas'. A pesar de esto esta obra no trata exclusivamente sobre las matanzas del colonialismo. Hay pocos episodios de este tipo en el texto y no parecen producir un gran impacto sobre los personajes. Incluso el protagonista mantiene una postura ambigua ante la cuestión. Esto se explica en un pasaje del libro en el que se afirma sobre un salvaje que “no tenía mayor importancia que un grano de arena en un Sáhara negro”. 

La verdadera cuestión que se plantea son las consecuencias del aislamiento. Cómo reacciona una persona “civilizada” cuando deja de sentir la presión social y se ve rodeado por “salvajes”, como ellos llaman, a los que es incapaz de comprender por el abismo cultural que hay entre ambos, y entre los que se siente como un Dios. Los que finalmente sucumben a la tentación de comportarse como un Dios son los que acaban actuando como lo que diríamos es opuesto a uno y desatan “el horror”. 

Este es un libro magnífico para asomarse a los rincones más oscuros del alma humana. A este propósito ayuda el estilo de Conrad que cuenta con escasos diálogos y que se apoya principalmente en lo que el protagonista de la trama, y alter ego del autor, Marlow, reflexiona o simplemente percibe. Y, sobre todo, en las magníficas descripciones que perfilan no solo los lugares o las personas sino los caóticos ambientes y estados anímicos carentes de toda lógica o sentido de la moral.

1 comentario:

  1. Cómo me gusta esta novela y cómo me gusta que alguien escriba sobre ella sin ningún motivo aparente, más allá de valorarla y citarla como se merece.
    Una genial historia sobre la crisis de identidad del hombre civilizado, cuando pierde la perspectiva de la sociedad que conoce y en la que se ha ido conformando.
    Saludos lectores.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...