viernes, 21 de junio de 2013

El ritmo de Murakami para el Día Internacional de la música

Juan Diego Mora (@Juandi_mora)

La vida del escritor, como la del actor, o cualquier otro profesional que depende de que los demás entiendan su talento, necesita de múltiples empleos para subsistir, pero también para crecer.

Haruki Murakami regentaba un bar de jazz con música en directo. Uno de esos locales que tanto echamos de menos en más de una ciudad española. Su pasión por la música la refleja en sus novelas y por esto mismo motivo hemos decidido dedicar este artículo a las continuas referencias que hace el escritor japonés en sus novelas. 

Desde las canciones de The Beatles, que dan nombre a su novela 'Norweigan Wood', que en España se ¿tradujo? como 'Tokio Blues', pasando por Sweet Lorraine de Nate King de 'Al sur de la frontera, al oeste del sol', hasta la música más sesentera y setentera de 'Baila, baila, baila' (sin olvidar la música clásica que sirve de hilo conductor en otras obras como la enigmática '1Q84')

Comencemos por 'Norweigan Wood' por se la novela que le dio a conocer en España. Por sorprendente que parezca no es el jazz el estilo que más predomina. Las canciones melódicas y The Beatles forman parte de la historia de Toru Watanabe y Naoke. Canciones al acorde de una novela donde la tristeza y la soledad se entremezclan con el amor.



Por otro lado, en una de las primeras novelas de Murakami, 'Baila, baila, baila', el recuerdo de un pasado mejor navega por el boom de los grupos ingleses en los 60-70  y el pop más playero (en el momento que los protagonistas visitan Hawai).
Yuki con sus grandes cascos no para de escuchar esta música:


Por si no fuera poco el extraño argumento de 'After Dark', en su "banda sonora" encontramos desde Pearl Jam hasta música clásica pasando por la clásica banda sonora de la película 'Love Story'. Todo para acompañar a una joven que no consigue que su hermana despierte, un tenebroso televisor y un chico apasionado de la música y los gatos (cliché 'murakamiano').



Para concluir, el artículo, que no el repertorio de canciones de las novelas de Murakami, nos dejaremos llevar por la música de la última gran novela del japonés: '1Q84'. La historia comienza con música clásica, pero como no podía ser de otra forma la historia de Aomame, una mujer independiente e instructora de un gimnasio que en sus ratos libres se dedica a otros menesteres y Tengo, un profesor de matemáticas con alma de escritor, continua con jazz y los Rolling.



Trompeta y guitarra. Voces profundas y rasgadas. Son el hilo musical de las novelas de Murakami. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...