jueves, 30 de enero de 2014

Old Boy versión a versión

David Sediles (@davizoaf)

En 1996, bajo guión de Garon Tsuchiya e ilustraciones de Nobuaki Minegishi, comenzó a publicarse semanalmente en Japón un manga titulado 'Old Boy'. Éste trataba la cuestión de la venganza y retomaba, en cierto modo, el planteamiento del clásico de Alejandro Dumas padre 'El Conde de Montecristo'. En dicha novela su protagonista, Edmundo Dantés, era encarcelado durante 12 años de forma injusta y sin llegar a conocer muy bien el motivo por el que había sido recluido. Tras ese periodo de tiempo Dantés conseguía escapar, descubrir quiénes habían sido los responsables de su cautiverio y seguir un proceso de transformación personal del que saldría convertido en un ser excepcional que fuera capaz de conseguir su revancha.

'Old boy'
Autores: Garon Tsuchiya y
Nobuaki Mineghishi.
Editorial: DeBolsillo
En el manga, con ese peculiar y refinado sentido de la crueldad que tienen en ocasiones los japoneses, el protagonista, Goto, no se escapa sino que es liberado por su captor para que en un sádico juego descubra quién es y por qué lo ha castigado de tal manera. Pero en este caso todo el proceso de transformación y superación llevado a cabo durante el encierro no va a servir de nada porque el verdadero ser excepcional es el captor de nuestro protagonista. Ésta es la persona que en realidad se está vengando y que a planearlo ha dedicado gran parte de su vida. Pero la pregunta que se plantea a lo largo de la trama no es ¿Por qué le encerró? Si no ¿Por qué le soltó?

Pasados 7 años, en 2003, el cineasta surcoreano Park Chan-Wook, uno de los más interesantes de su país, lo cual no es decir poco, hizo una espectacular adaptación cinematográfica del manga. Ésta era la segunda parte de una trilogía que dicho director dedicó al tema de la venganza, aunque con historias independientes entre las tres películas. En su obra, llena de intensidad y originalidad Park Chan-Wook mantuvo del manga las maquiavélicas maniobras del desconocido captor. Pero sustituyo la sutileza con que se movía el protagonista por unas grandes dosis de acción y violencia que interpretó magistralmente el actor surcoreano Choi Min-sik. En resumen, tanto un manga como una película totalmente recomendables.

Pero pasaron 10 años más, hasta finales de 2013, y la industria del cine estadounidense no aguantaba sin hacer su propia versión de esta estupenda historia de orígenes asiáticos. Y así nos llega la versión de Spike Lee, director con excelentes películas en su haber, como 'Clockers' o 'Haz lo que debas'; pero ésta es un fiasco total a pesar de ser un calco bastante fiel de la versión surcoreana. El ejemplo más claro se produce en una escena de acción de la película original que consiguió gran fama en la que el protagonista lucha en un pasillo contra decenas de enemigos y que se compone principalmente de un plano-secuencia de casi tres minutos de duración. Esta escena que fue una de las más originales y famosas de la cinta surcoreana es reproducida en la cinta de Spike Lee despojada de todo atractivo u originalidad. Y el resto de elementos, como interpretacioneso guión, pasan la comparación con parecidos resultados. Mención especial merece la banda sonora. Mientras que en la versión de Park Chan-Wook ésta tiene unos toques melancólicos que sugieren la nostalgia del protagonista por la vida y la familia perdidas y la resignación ante la cruel lucha a la que se ha visto arrastrado en la versión de Spike Lee simplemente es música que parece indicar lo divertida y emocionante que es la violencia descerebrada.

*Con la publicación de esta entrada abrimos nuestra sección de novelas gráficas y manga, además de las referencias al cine que semana a semana iremos tratando

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...