jueves, 27 de marzo de 2014

He venido a hablar de mi (otro) libro

David Sediles (@davizoaf)

Cuando compré el libro titulado 'El estado de las cosas, Kortatu: lucha, fiesta y guerra sucia' tenía la, ingenua, idea de que iba a tratar sobre el proceso de grabacación de ese disco, el menos logrado musicalmente de la banda, o más genericamente sobre la banda y el turbulento tiempo en que vivió.

Pero no es así, o no exactamente. Es cierto que el libro toca todos estos temas pero siempre bajo la óptica de la teoría de la Cultura de la Transición. Este es otro libro obra de varios autores editado por la editorial DEBOLS!LLO en 2012. Esta obra es citada y nombrada numerosas veces a lo largo del texto pero , casualmente, a los autores se les olvida decir que uno de ellos, Isidro López, participó también en el otro como uno de sus autores.

Como consecuencia de lo anterior se dedica demasiado espacio a describir el contexto histórico, social, político, cultural y económico en el que nació Kortatu. Una descripción de éste era imprescindible tratándose de una época tan conflictiva y de un grupo tan politizado, pero es que esto es supone casi la mitad de las páginas del libro sin haber entrado aún en el tema principal. Y, además, no es que se ciña a la problemática del País Vasco o el conjunto de España sino que la descripción del contexto abarca desde la reconstrucción de Europa tras la 2º Guerra Mundial.

Una vez que se llega a España, remontándose al tardofranquismo, uno no puede evitar pensar continuamente que una parte de la izquierda española siente una, infantil e inconfesable, admiración por ETA. Entre los numeroso análisis históricos y políticos más que discutibles, pero que se escapan al objeto de esta página literaria, el más clarificador es que el término "terrorismo" solo lo usan los autores en una ocasión y es para referirse a los GAL. ETA siempre es una "banda armada" o que practica "acciones militares".

Otro apartado bastante prescindible son las comparaciones de diferentes escenas totalmente distintas como fueron el llamado Rock Radical Vasco y La Movida madrileña. A la segunda se la acusa de subvencionada porque sus grupos salían en TVE o en El País Semanal. Lo cual no deja de ser cierto. Pero no sé por qué eso es ser un subvencionado y en cambio salir en ETB o en EGIN y las giras que organizaba es ser combativo.

Y cuando finalmente ya parece que ha terminado la interminable fase del contexto ,en la que es necesario un postgrado en materialismo dialéctico para poder descrifar el ininteligible estilo de los autores, y parece que por fin se va a hablar de la banda o del disco pues tampoco. Los autores abusan continuamente del recurso de preguntar a distintas personas qué significó Kortatu para ellos, qué significó cierta canción para ellos, cuál fue su disco favorito o qué sintieron cuando se disolvieron. El criterio seguido para escoger a los diferentes entrevistados me es totalmente indescifrable y el caso más incomprensible de todos es la inclusión de David Fernández, diputado por las CUP en el Parlamento catalán. Un tipo que vivió en Barcelona, a 600 kilómetros de Irún, localidad de origen de Kortatu, y que tenía 14 años cuando se separaron.

Con lo que finalmente lo que 'El estado de las cosas, Kortatu: lucha, fiesta y guerra sucia' aporta sobre la banda es muy escaso. Aunque episodios como el atentado de los GAL que Fermín Muguruza vivió muy de cerca e inspiró la canción Hotel Monbar sí que dan el trasfondo de la música que uno puede ir buscando en un libro de estas características.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...