miércoles, 20 de enero de 2016

Destruyendo el paraíso en la tierra


El director de cine Martin Scorsese estrenó en el año 1995 la película 'Casino', basada en el libro homónimo del guionista y periodista Nicholas Pileggi. Dicho film es una de sus mejores obras del director italoestadounidense y se basa en un texto igualmente inspirado del escritor con el que ya había colaborado en 'Uno de los nuestros' (M. Scorsese, 1990, EEUU).

El libro 'Casino' narra los últimos años del dominio de la mafia italoestadounidense sobre los casinos y gran parte de la ciudad de Las Vegas, abarcando desde finales de los años 60 hasta principios de los 80. El hilo conductor de la trama es la vida de Frank Rosenthal, alias "El Zurdo". Éste fue un pronosticador de apuestas profesional que trabajaba para la mafia de Chicago y acabó dirigiendo tres casinos y cuatro hoteles de Las Vegas. Hay que señalar que estas eran las propiedades pertenecientes a las familias mafiosas del Medio Oeste. Otras zonas, como Nueva York, tenían además sus propios casinos.

Lo primero que hay que decir sobre el texto es que está muy lejos de ser una novela a pesar del aire de tragedia griega que envuelve a toda la narración. Como prueba de esto la frase con la que acaba el libro es especialmente gráfica: "todo tenía que ir como la seda. Cada cosa estaba en su lugar. Teníamos el Paraíso en la Tierra pero lo mandamos todo al infierno". Porque fueron los errores y pasiones de los propios mafiosos más que la actuación de la policía los que les cavaron la tumba.

En la estructura del texto se hace evidente la formación de Pileggi como periodista y podría considerarse el conjunto del libro como una gran reportaje de casi 250 páginas. Cada capítulo cuenta uno o varios sucesos concretos que el autor introduce con un breve texto propio, que diferencia del resto poniéndolo en cursiva, pero deja que el gran peso de casi todo lo que se dice sea de boca de los propios afectados o testigos de los hechos. De este modo el libro es en realidad una concatenación de entrevistas a trabajadores de casinos, mafiosos arrepentidos y policías que participaron en la investigación del caso, entre otros.

Al tener un formato tan periodístico 'Casino' almacena una ingente cantidad de información que, a pesar de su breve extensión, la hacía inasumible para su adaptación cinematográfica, aunque ésta tuviera casi tres horas de duración. A lo largo del libro numerosos exmafiosos se remontan hasta los primeros tiempos de la mafia en Las Vegas citando al casi mítico Bugsy Siegel. Éste fue el gangster que tuvo la idea que acabaría convirtiendo lo que a principios del siglo XX era un pueblo destartalado en mitad del desierto en la ciudad que es hoy en día: aprovechar la laxa regulación estatal sobre juego para construir el primero de sus casinos modernos, el Flamingo, en 1946.

En el aspecto meramente informativo para los que quieren saber más sobre cómo funcionaba la mafia en los años 70 el libro es muy superior a la película. Pero sale desmejorado en el apartado estético que recoge mejor la cinta de Scorsese en cuidados detalles como el acento de los personajes, sus ademanes y la magnífica banda sonora que el director escogió. En esto último se encuentra el principal fallo del texto que intenta adoptar un registro callejero o mafioso pero cuenta con una traducción que se ha quedado en gran parte desfasada y le resta credibilidad.

Pero sobre el problema del conocimiento es que es infinito y cuanto más se sabe, más se quiere saber. De lo anterior surge un defecto del libro que es casi una virtud: te deja con ganas de conocer más sobre el tema. Al menos a los apasionados del género mafioso como yo. Para paliarlo una genial idea sería plasmar la génesis y evolución de la ciudad de Las Vegas en una serie de televisión porque es el único formato con la profundidad, por duración, y la espectacularidad, por las grandes superproducciones que se han producido los últimos años para la pequeña pantalla, necesarias. El problema es que me temo que las grandes corporaciones que sucedieron a las familias mafiosas en el control de los casinos no verían con buenos ojos un proyecto así. No al menos después de conseguir blanquear el pasado de la ciudad hasta convertirlo en el parque de atracciones para adultos como el que se muestra en obras como la por otra parte divertida Resacón en Las Vegas.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...