sábado, 3 de septiembre de 2016

Lecturas de verano: 1Q84 de Haruki Murakami

Como ya he comentado alguna vez, en Atendiendo a Razones con Murakami pasa lo mismo que en el pueblo de Amanece que no es poco con Faulkner, que hay verdadera devoción. Es por este motivo que a la hora de elegir lecturas de verano, en lugar de decantarme como hace la mayoría por algo ligerito que te puedas llevar a la playa, escogí las alrededor de 1.200 páginas de 1Q84.

Ésta es la, hasta el momento, penúltima novela del escritor japonés, publicada entre los años 2009 y 2010 en su país natal y traducida al castellano por Tusquets Editores en 2011. El motivo de que en Japón se publicara a lo largo de dos años es que la obra, debido a su tamaño, fue dividida en tres volúmenes.

El título 1Q84 es un juego de palabras japonés basado en que en el idioma nipón el número 9 y la letra Q son homófonos. El motivo de esta elección es que la acción está ambientada en el Japón de aquel año, pero lejos de lo que se pueda pensar a primera vista el libro no es un homenaje al 1984 de George Orwell. Los que están familiarizados con la obra de Murakami saben que la política es un tema en el que el autor no suele prodigarse.

Pero si hubiera que elegir un libro en el que pudiera estar basado o hacer referencia 1Q84 ese sería Alicia en el país de las maravillas. El motivo es que los protagonistas de la historia caen sin darse cuenta por un "agujero de conejo" y acaban en un mundo casi idéntico al original, aunque con importantes diferencias. Y es en éste donde Murakami da rienda suelta a los toques fantásticos que suelen poblar sus historias.

Junto a la fantasía, en 1Q84 se encuentran presentes todos los elementos habituales de la bibliografía de Murakami y que conforman su estilo. Personajes solitarios que arrastran graves traumas de su pasado pero que a pesar de todo buscan el amor y cuyas emociones y relaciones son analizadas en profundidad y con detalle a lo largo de la trama. Y además, cuenta con la habitual dosis de referencias culturales en las que se plasman los enciclopédicos conocimientos del autor.

La principal diferencia dentro del análisis de los personajes respecto a otras obras de Murakami es que en 1Q84 se da una mayor importancia, o se presta más atención, a la vida sexual de los mismos. Pero esto no quiere decir que estemos ante una novela erótica. El autor expone los actos carnales con la sofisticación que le suele caracterizar y con un cierto desapasionamiento, simplemente exponiendo los hechos como si de cualquier otro tema se tratara.

El principal atractivo y a la vez principal talón de Aquiles de la obra es su compleja trama. 1Q84, aparte de ser tres libros alberga dos historias, o mejor dicho una historia desde dos puntos de vista. La novela tiene dos personajes principales: uno masculino, Tengo Kawana, y uno femenino, Masami Aomame, y cada capítulo está narrado desde el punto de vista de uno de los dos.


Esta alternancia y el no saber qué une a ambos personajes, si es que algo les une, es lo que atrapa en la lectura. El problema es que en algunos pasajes, debido a la dificultad del planteamiento, da la impresión de que algunos capítulos son sólo relleno para esperar a la otra trama. Con todo el conjunto es satisfactorio y no defraudará a los seguidores experimentados de Murakami aunque para los neófitos quizá sea más
recomendable comenzar por otra obra.

1 comentario:

  1. La acabo de terminar, tras llevarla arrastrando por una razón u otra un año más o menos.

    Murakami es uno de los pilares de mis gustos literarios y de éste había leído cosas encontradas, pero nadie que lo pusiera por las nubes.

    Me ha costado mucho acabarlo, pero no estoy de acuerdo en que la impresión de relleno sea por la dificultad del planteamiento, sino porque, como hacía Tolkien, hay una grandísima cantidad de relleno. No sé cuántas páginas se pueden sesgar sin perder nada del relato, pero igual un tercio.

    Me ha gustado mucho pero me queda esa sensación. Me gusta que mezcle en perfecto equilibrio los 2 pilares de su obra, el toque fantástico o de realismo mágico, y la búsqueda entre 2 personajes de la relación perdida que tuvieron o quisieron haber tenido hace mucho tiempo. Por éste sentido, y por su descripción de los personajes y las relaciones, me sentiré etarnamente unido al ideario del japonés.

    Y el otro día en una librería saqué cuentas y creo que aún me quedan 7 libros suyos traducidos al español por devorar, yo creía que me había acercado al final, pero no!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...